Europa » Rusia

Che Hotel Moscow: tu hotel de diseño en Moscú/Che Hotel Moscow: your design hotel in Moscow

Hace tiempo ya que no me fijo en las estrellas de los hoteles cuando viajo, sino en encontrar alojamientos diferentes, acogedores y con encanto. Si vais a Moscú y buscáis lo mismo que yo, Che Hotel Moscow es mi recomendación. Se trata de un hotel que no tiene estrellas ni las busca, pero que cuenta con cinco poderosas razones por las que deberíais alojaros allí. Os las cuento a continuación.

Situación. Che Hotel Moscow está a unos cinco minutos a pie de la parada de metro Mayakovskaya y a solo dos estaciones de la Plaza Roja y el Kremlin de Moscú. También está a unos cinco minutos a pie de la calle Tverskaya, una de las principales arterias comerciales de la ciudad, que desemboca tras unos 15 minutos andando en el centro de Moscú. Además a escasos metros hay un supermercado en el que el cambio euros/rublos es bueno. ¿Qué más se puede pedir?

Habitaciones. El hotel se sitúa en un vecindario tranquilo, en un pequeño edificio con mucho encanto custodiado por graffitis. Las habitaciones de Che Hotel Moscow son todas diferentes. A nosotros nos tocó una buhardilla minimalista en tonos claros dedicada a Chéjov, el autor ruso que da nombre al hotel. Daba gusto llegar a la habitación después de un día de turisteo intenso. Temperatura perfecta, cama cómoda… Detalles como las amenities, las zapatillas deshechables o un cuaderno y un lápiz para que el viajero apunte sus aventuras se agradecen. Y por supuesto un imprescindible: wi-fi gratuito ilimitado de alta velocidad.

Decoración. Todo el hotel es un homenaje al arte moderno. Che Hotel Moscow ofrece un descuento a los artistas que se alojan en él y muchos de los elementos decorativos de sus zonas comunes están en venta. El buen rollo se respira en todo el hotel, que es puro colorido y originalidad. Además, hay una salita en la que tomar café, té y agua.

Desayuno. El desayuno no se sirve en el propio hotel, sino que allí te dan un vale para entregar en una cafetería cercana, que es donde se sirve el desayuno. Su propuesta consiste en café o té, tortilla francesa o leche con avena y tostada con mantequilla, mermelada y miel. Es una propuesta sencilla pero rica.

Atención al cliente. Llegamos a las siete de la mañana y aunque nos habían advertido que la habitación podría no estar lista todavía tan pronto, sí lo estaba. Fue estupendo poder descansar un poco en la habitación después de volar por la noche antes de salir a explorar la ciudad. Además nos ayudaron con todo lo que les pedimos sin problema. Nos mandaron recomendaciones por email antes de llegar. Nos gestionaron un taxi para que nos fuera a recoger al aeropuerto porque llegábamos a las seis de la mañana a Moscú. Y otro taxi para ir a la estación de tren desde donde salía nuestro tren a San Petersburgo a las siete de la mañana. Incluso nos ayudaron con el check-in online para el avión de vuelta. Cuando estás en un país donde todo está escrito en otro alfabeto y poca gente habla inglés se agradece mucho que en el hotel hablen inglés, sean súper agradables y te ayuden con estas cosas.

Volvería mil veces a Moscú y me alojaría esas mil veces en Che Hotel Moscow donde me sentí en todo momento como en casa. ¿Y vosotros? ¿A qué esperáis para visitar la ciudad? ¿Está Moscú entre vuestros destinos soñados? Pronto os cuento por aquí por qué sí debería estarlo ;).


Dejar un comentario




Susana

¡Hola! ¡Bienvenidos! ¿Os cuento algo sobre mí? ¡Me encantan los viajes! Y leer y el cine y el teatro y la fotografía... ¡Y recomendar lugares y experiencias a los demás! De ahí este blog en el que todos los consejos e imágenes, salvo que se especifique lo contrario, provienen de vivencias propias. ¡Espero que lo disfrutéis!

Diseño de viajes - Publicidad y Colaboraciones


Archivos





Posts Invitados, Otros Blogs y Vuelo Directo, Blogs que os recomiendo, Mis Premios


Creative Commons License
Esta obra está publicada bajo una licencia Creative Commons.

Copyright © 2017 Vuelo Directo. Producido por Tenerife Blogger.