América » México

Qué comprar en México: delicioso chocolate a la taza/What to buy in Mexico: delicious hot chocolate

Hoy quiero hablaros del chocolate y de México. Dicen que el chocolate nació en este país y mi chocolate a la taza preferido es el mexicano, así que no necesito más razones para recomendaros que, cuando volváis de México, no olvidéis meter en la maleta unas cuantas tabletas de chocolate a la taza. ¡No se me ocurre mejor souvenir gastronómico de vuestro viaje!

Cuenta la leyenda que el Kukulcán de los mayas, Quetzalcoátl para los aztecas, Dios mitad ave y mitad serpiente, regaló a los hombres el árbol del cacao, denominado «Árbol del paraíso«. Caló tan hondo esta creencia que el nombre científico que se puso al mismo fue Theobroma cacao, significando Theobroma «comida de los dioses» en griego y cacao o cacáhuatl, algo así como «rojo» o «fuego» en náhuatl, la lengua más extendida en el Imperio Azteca. Por su parte, el origen de la palabra chocolate, término que entonces se refería a la bebida para cuya elaboración se utilizaba cacao y agua, se encuentra en «xocolatl«, que al parecer quiere decir «agua amarga«.

Chocolate a la taza en México

En aquella época se trataba de una bebida reservada a unos pocos privilegiados: guerreros, nobles y sacerdotes, pues se le otorgaban beneficios como la sabiduría y la vitalidad. En el mundo maya, el cacao estaba presente tanto en la vida terrenal como después de la muerte. En efecto, Ek Chuah, dios del comercio, asociado también con la planta del cacao, era venerado por los granjeros dedicados a su cultivo, que celebraban festividades en su honor. Además, a raíz de hallazgos arqueológicos, se ha descubierto que los mayas colocaban alimentos y bebidas en la tumbas, para que el difunto disfrutara de ellos después de la muerte, siendo especialmente valoradas las bebidas a base de cacao. Para los aztecas, este último fue también un producto crucial. Era tal el valor que se le daba, que se llegó a utilizar como moneda en las transacciones comerciales.

Chocolate a la taza en México

Para mí, hoy, dos son las particularidades del chocolate a la taza mexicano que le hacen inigualable: los ingredientes que lleva y el modo de preparación. En la época precolombina parece que esta bebida era especiada, añadiéndose en su elaboración además de cacao y agua, pimiento picante, guindilla seca y dicen que en ocasiones algo de miel. Posteriormente, los monasterios españoles de la zona acompañaron la mezcla original con azúcar y canela. En la actualidad, la mezcla de cacao que podéis encontrar en México lista para añadir al agua o a la leche, suele llevar azúcar, vainilla y canela. Una combinación deliciosa. Por otro lado, en cuanto a su preparación, el chocolate mexicano a la taza se caracteriza por su espuma. Para conseguirla, ya los mayas vertían de un recipiente a otro el líquido. Mientras que dicen que los aztecas crearon el molinillo, un instrumento cuya función específica es batir el chocolate y conseguir la espuma. Se trata de un objeto muy habitual hoy en los hogares de México, siendo algunos de ellos especialmente decorativos, por su fabricación artesanal y sin duda un bonito souvenir del país.

Chocolate a la taza en México

Hay varias marcas que comercializan actualmente chocolate para mesa en México como Ibarra o Abuelita y lo hacen bajo distintas formas, para poder mezclarlo después con agua o con leche caliente. A mí me encantan las tablillas de Abuelita diluidas en leche. Ya sólo abrirlas da gusto, por su olor tan especial y una vez preparado el chocolate, el resultado es clarito y nada espeso. Cuando prepararéis vuestro chocolate mexicano, no os olvidéis de batir la bebida si queréis conseguir la espuma y de añadir algo más de canela si os apetece. ¡Otra cosa! Las civilizaciones precolombinas tomaban el chocolate frío, así que ya que empieza el verano, puede ser buena idea probarlo también así.


6 Comments »

  1. lole ★ laloleblog dijo,

    junio 22, 2012 @ 10:20 am

    El chocolate así preparado está buenísimo! Yo no he probado el mexicano, pero sí el colombiano, que por lo que cuentas se prepara de forma similar. Es buenísimo lo de la espumita, que no sea tan espeso como lo preparamos aquí, y el aroma de canela…..ummmmmmm

  2. lole ★ laloleblog dijo,

    junio 22, 2012 @ 10:21 am

    Ah, y está muy guapo el blog. Hace tiempo que no paso y me había perdido los cambios 🙂

  3. Chus dijo,

    junio 22, 2012 @ 3:43 pm

    Dan ganas de ir corriendo a tomarse un chocolate.
    Muy buena explicación.

    Bsss.

  4. Begoña dijo,

    junio 22, 2012 @ 6:47 pm

    Yo me voy a tomar un chocolate frio para combatir los calores, siempre nos cuentas cosas intresantes, aprendemos mucho contigo.

  5. José W dijo,

    junio 25, 2012 @ 1:46 pm

    El chocolate abuelita estuvo en nuestra mesa desde que era chico, se antoja tomarlo a todas horas y en qualquier época del año. Ahora también lo venden en presentación de syrup para poder prepararlo aún más fácil. Delicioso post 😉

  6. Susana dijo,

    junio 29, 2012 @ 10:41 am

    ¡Hola!

    lole- No conocía el colombiano ;). ¡Me alegra que te gusten lo cambios en el blog!

    Chus, Begoña- ¡Gracias :)!

    José W- ¡Qué desayunos y meriendas de infancia más ricos tuviste que tener, jajaja! ¡Gracias José por el comentario y bienvenido al blog!

    ¡Un beso!

Deja un comentario




Susana

¡Hola! ¡Bienvenidos! ¿Os cuento algo sobre mí? ¡Me encantan los viajes! Y leer y el cine y el teatro y la fotografía... ¡Y recomendar lugares y experiencias a los demás! De ahí este blog en el que todos los consejos e imágenes, salvo que se especifique lo contrario, provienen de vivencias propias. ¡Espero que lo disfrutéis!

Diseño de viajes - Publicidad y Colaboraciones


Archivos





Posts Invitados, Otros Blogs y Vuelo Directo, Blogs que os recomiendo, Mis Premios


Creative Commons License
Esta obra está publicada bajo una licencia Creative Commons.

Copyright © 2022 Vuelo Directo. Producido por Tenerife Blogger.